Interconectamos los PLCs como participantes de la red industrial de la fábrica.

Esto nos permite, con las medidas de seguridad adecuadas y en coordinación con los departamentos IT de las empresas, realizar labores de mantenimiento en remoto desde nuestras oficinas, pudiendo realizar modificaciones en la programación de los controladores y teniendo el mismo acceso que si estuviéramos en la misma fábrica.